La dieta personalizada

La dieta personalizada

1. La fórmula para perder peso

Para perder peso no hay más que una fórmula: ingerir algunas calorías menos y, si es posible, aumentar el gasto fundamentalmente en forma de ejercicio. Si estamos consumiendo 2.500, consumir 500 calorías menos es ya suficiente para comenzar a perder peso. Muchas veces, frente a lo que muchas personas creen, no es una cuestión de pasar hambre ni de excluir alimentos, sino de reorganizar nuestra alimentación y cuidarla. En ocasiones se toma incluso más cantidad, porque comiendo alimentos saludables se permiten platos grandes de verduras, de legumbres...

Perder peso saludablemente implica hacerlo de manera progresiva y asesorado por un profesional. Lo primero es dirigirse al médico de familia. Cuando el peso que se debe perder es leve y no está asociado con ninguna otra enfermedad, este profesional puede indicar ciertas instrucciones básicas para reforzar el estilo de vida sano, mejorando la alimentación e incluyendo alguna actividad física. Si se trata de obesidades más complicadas, será el médico de familia el que redirija al paciente a un especialista.

Otro de los grandes errores que cometen las personas que quieren adelgazar es no desayunar, saltarse comidas, estigmatizar alimentos como el pan, cuyo consumo se ha reducido de manera drástica al asociarse con un alimento superfluo que solo vale para engordar, algo parecido ocurre con el azúcar.

Una conducta errónea muy habitual es pensar que si se toman productos light, se puede consumir la cantidad que se quiera; de pronto son mágicamente acalóricos. También se cree esto de los productos integrales, cuando la realidad es que pueden ser más sanos, porque aportan más fibra, pero no tienen menos calorías.


 

  2. Hábitos saludables

 

 
Es fundamental enseñar y educar patrones saludables de alimentación que se mantengan en el tiempo:

- Hacer un desayuno completo compuesto de algún producto cereal, lácteos y fruta es fuente principal de energía para comenzar el día, mejora el rendimiento físico y mental y activa el metabolismo contribuyendo a la quema de calorías.

- Comer 4 ó 5 veces al día.

- Tomar cinco raciones de fruta y verdura diarios.

- Beber suficiente líquido.

- Elegir alimentos con fibra vegetal y ricos en hidratos de carbono complejos (pan, verduras, cereales, legumbres, frutas).

- Reducir el consumo de sal y de aquellos alimentos que la contengan en exceso, así como el porcentaje de proteínas, que debe suponer un 15% del aporte calórico total diario, y realizar ejercicio moderado, entre otros.

Fuente: www.pulevasalud.es
07/05/2014 Home, Noticias 0 1521

Deja tu comentario

Usted debe estar logueado para escribir un comentario.

Categorías

Últimos comentarios

No hay comentarios

Archivos del blog

has been added to your wishlist.

Continue shopping My wishlists